El CEP fue creado como Tribunal de Evaluación Pediátrica (TEP) el 22 de diciembre de 1967.

La actividad del CEP está centrada en la certificación profesional, partiendo de un perfil de Médico Pediatra que se adecue a las necesidades de la población infantojuvenil, promoviendo que ella lleve al pediatra a insertarse en un sistema de capacitación permanente, con la finalidad de lograr una mejora constante en la calidad de atención.

En el año 2004 se inicia la revalidación de Clínica Pediátrica y de las especialidades pediátricas. Lo que da comienzo a la segunda etapa del CEP. La de expansión y consolidación a nivel federal, de la tarea realizada a través de convenios y reconocimientos, para certificar y revalidar Pediatría y Especialidades Pediátricas con:

  •  Colegios y Consejos Médicos.
  •  Facultades de Medicina de Universidades de gestión pública y privada.
  •  Ministerios y Secretarías de Salud provinciales.

Los procesos de certificación y revalidación periódica se enmarcan en la necesidad de que los profesionales transiten por espacios de formación y actualización continua, reforzando las instancias   de Desarrollo Profesional Continuo. Hasta la fecha se han certificado en pediatría y especialidades pediátricas 8500 profesionales  y revalidado 1600 médicos pediatras.

Los desafíos a los que nos enfrentamos en el  futuro son:

  • El perfeccionamiento de los instrumentos de evaluación para la certificación y la revalidación, como manera de mejorar la calidad y para ser reconocidos por sus pares en beneficio de los pacientes que reciben su atención profesional.
  • Avanzar en los convenios de reconocimiento con las entidades certificantes en las distintas jurisdicciones
  • Mejorar los instrumentos del Desarrollo Profesional Continuo con  las áreas que componen nuestra sociedad, para lograr ese continum educativo a lo largo de la vida profesional.

Solamente con la reflexión de los pediatras sobre su práctica, transitando por espacios de formación continua y concurriendo a instancias de evaluación que permitan confirmar las competencias necesarias adquiridas, será posible alcanzar la máxima que guía a la Sociedad de Pediatría “por un niño sano en un mundo mejor”.

Reglamento de funcionamiento del CEP